¿Soy adicto a los porros?

En España, el cannabis es la droga ilegal más consumida, especialmente entre los más jóvenes. Una de las razones de la gran aceptación que tiene esta droga es la idea de que la marihuana y  sus derivados son sustancias naturales que no generan adicción. Sin embargo, la realidad es muy diferente y cada días más personas acuden a nuestra clínica en busca de ayuda para dejar de consumir cannabis. Si fumas porros habitualmente o conoces a alguien que lo haga sigue leyendo; en el artículo de hoy respondemos a la pregunta ¿soy adicto a los porros?

¿La marihuana es adictiva?

A pesar de que el cannabis está asociado a una baja peligrosidad, la realidad es bien distinta y esta sustancia, como el resto de drogas, estimula los centros cerebrales relacionados con la búsqueda de placer, activando el mecanismo cerebral responsable de las conductas adictivas.

De hecho, muchos fumadores habituales de porros niegan su adicción escudándose en la idea de que el cannabis es una sustancia “natural e inocua” pero no son capaces de dejar de fumar porros a pesar de todos los problemas que conlleva en sus vidas.

Además, los porros producen un síndrome de abstinencia  que se caracteriza por:

  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Problemas de control de impulsos e ira
  • Falta de apetito y/o antojos
  • Molestias físicas

Otro de los signos que nos indica que una persona es adicta a los porros es la presencia de tolerancia, es decir, la necesidad de aumentar la cantidad de marihuana que fuma para sentir los efectos deseados.

Un fenómeno común en las personas con adicción a la marihuana es el “síndrome amotivacional” del fumador de porros. Las personas adictas pierden el interés por todo aquello que no esté relacionado con el consumo, lo que les lleva a un estado depresivo, con poca energía y motivación.

Tampoco hay que perder de vista que la marihuana de hoy es mucho más potente que la de hace unos años. Por ejemplo, las concentraciones de THC (Tetrahidrocannabinol) en las muestras confiscadas en los años 90 no llegaban al 4%; mientras que los datos de 2013 hablan de casi un 10% de THC en las muestras de marihuana y un 16% de THC en la “sin semilla” (un tipo de marihuana más potente que se extrae de plantas femeninas seleccionadas por su gran concentración de THC). Estos valores son alarmantes y los clínicos no sabemos cuáles van a ser las consecuencias de exponer cerebros adolescentes a concentraciones tan altas de THC.

Todos estos datos son alarmantes, más aún cuando sabemos que 1 de cada 10 personas que consumen marihuana se volverán adictos a ella; y este porcentaje se reduce hasta  1 de cada 6 en el caso de los adolescentes.

¿Soy adicto a los porros?

SI eres consumidor habitual de marihuana, puede que alguna vez te hayas preguntado si eres adicto a esta droga. Hoy te invitamos a que respondas estas preguntas de manera abierta y sincera sobre tu consumo de marihuana en los últimos seis meses:

  • ¿Sueles consumir más cannabis del que tenias pensado?
  • ¿Has dejado de hacer otras actividades como deporte por estar consumiendo?
  • ¿Cada vez fumas más cantidad de marihuana?
  • ¿Has desatendido tus obligaciones laborales, sociales o personales por consumir marihuana?
  • ¿Has intentado dejar de consumir pero no lo has conseguido?
  • Cuando no puedes fumar, ¿te sientes ansioso, furioso o irritable?
  • ¿El consumo de cannabis ha hecho que te pelees con tus amigos o familiares?

Estas cuestiones son orientativas y no pueden sustituir el diagnostico de una persona especialista en adicciones. No obstante, sí que pueden orientarte sobre la existencia de un problema con los porros por el que debas pedir ayuda.

Ser adicto a la marihuana implica que la persona sigue consumiendo a pesar de las consecuencias negativas que se derivan de fumar porros. Así,  el cannabis es el responsable de la mayoría de los problemas de la vida diaria de las personas adictas, y a pesar de ello, estas personas son incapaces de dejar de fumar.

Si te has reconocido en alguno de los síntomas de adicción a la marihuana, o tus respuestas al test han sido en su mayoría afirmativas, es posible que tengas que responder sí a la pregunta de ¿soy adicto al cannabis?. La adicción a los porros es una enfermedad cerebral que necesita un tratamiento especializado. Si buscas ayuda para dejar de fumar porros, ponte en contacto con nosotros, podemos ayudarte a alejarte de la marihuana para siempre.

Leave a reply